EL ODIO GRATUITO

Ricardo/Poquito de Azúcar o como te llames:

Te adelanto que no pretendo ni agredir, ni nada que se le parezca. Solo compartir lo único que voy a compartir con vos y con tus socios del Buró.

Acá han pagado “buenos por pecadores” me siento absolutamente desepcionada porque lamentablemente tengo la “certeza” y les adelanto… tranquilos… sin pruebas… de nombre y apellido de alguno/s de los socios fundadores del Buró (Blog).

Sé que no soy merecedora de semejante desilusión y dí sobradas muestras de mi accionar y de mi esencia, la cual podrá gustar o no… pero insisto… no queda ninguna duda que si algo merezco, es la transparencia y honestidad.

A nuestras “edades” ya no puedo desearles que cambien… pero por lo menos les deseo puedan controlar tanto resentimiento y tanto odio, seguramente alguno de ustedes lo intentó… pero es como la fábula del escorpión no? tampoco pudieron con su esencia…. yo no pude con la mía: Confié y supe de vuestro Blog hace apenas 20 días y por suerte no le presté atención, recién antes de ayer, reparé detenidamente en él, cosa que no haré más, solo me sirvió para entender algunas cosas que no me cerraban últimamente.

Qué paradoja…. hace unos días vi por primera vez la película “La Caida”… qué tremenda… qué bien muestra cómo terminan los que se “arrogan” el derecho a dominar, humillar, flagelar, matar, .. qué ironía del destino… se autoaniquilan… no toleran exponerse  a sufrir, ni a la milésima parte de lo que ellos provocaron a otros.

Soy crítica, y me revelo a las injusticias, más aún a las injusticias sociales, pero a todas ellas me enfrento, dando la cara, no desde las sombras…

Lamento haya predominado el resentimiento y el aburrimiento, para tener que dedicarle tiempo a tanto drenaje de infección.

Si realmente creen en Dios, encomiéndanse a él…. yo que lamentablemente no creo mucho en él… me encomiendo a las personas de buena fe… y a mi entereza, solo para tratar de no endurecerme tanto ante tanta estafa moral.

Alguno de tus socios podrá tal vez ayudarte a interpretar esta reflexión que hoy ya no está teñida de dolor pero si de sensación de estar verdaderamente “abrumada”

Adiós.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: